Publicado: 11 de Enero de 2015


Una de cada cuatro reparaciones de coches en España se hace en talleres ilegales. Cambios de aceite por cinco euros y de pastillas de freno por 15. Son solo dos ejemplos de los precios que se marcan en los talleres ilegales de todo España. 

Son locales que no están registrados y que no cuentan con medidas de seguridad. Lo han comprobado los reporteros de 'A Fondo'. Solamente en la Comunidad Valenciana, en dos años, se han cerrado más de 300 talleres de este tipo.

Cambian aceite por cinco euros, pastillas de freno por 15 euros... Precios bajos que no sólo se explican porque no pagan el registro en Industria o los impuestos. También incumplen todas las medidas de seguridad. Trabajan en instalaciones peligrosas para la salud de clientes y trabajadores, que además, no están asegurados.

Los agentes patrullan calles donde la actividad comercial parece inexistente. Pero tras muchas rejas bajadas, se oculta uno de los sectores con más economía sumergida. 

Según la Federación de Talleres, uno de cada cuatro reparaciones se hace fuera de la legalidad en España.